finnmark

finnmark

Páginas vistas en total

martes, 26 de noviembre de 2013

TIPOS DUROS

Sovollen -37ºC (Noruega, Femundlopet)
22 de Noviembre, 0 ºC y el viento norte y la lluvia arrecian sin piedad. No hay quien salga de casa, pero al final me armo de valor, me abrigo y voy a ver a Javi, seguro que ha acabado de entrenar y estará empapado. Tengo que hacer 20 kilómetros en mi cálido coche para llegar hasta los prados en los que entrena (los que hay alrededor de casa no son buenos para las patas, eso es lo importante). A unos metros distingo una figura llena de barro, calada, quitando arneses a los perros. Espero un momento, él no me ve. Se acerca a su furgo, supongo que para coger la ropa seca que sé que siempre lleva dentro, pero no, los mushers no hacen eso. No sé cómo me sorprende a estas alturas, lo que saca es una caja con premios para los perros. Los va llamando uno a uno, los premia, se quita los guantes para poder acariciarlos mejor, pero da igual, seguramente hacía mucho que tenía las manos heladas. Algunos perros corren felices a su alrededor, otros saltan encima de Javi y alguno espera en su puerta del remolque la hora de irse a casa y tomar una sopa caliente. Los mete en sus jaulas y llega el turno de subir el quad. Ahora llueve más, yo diría que casi nieva. Mientras empuja el quad (la economía no está para arreglos) el barro de los pies salta por su pantalón (tampoco se nota ya) y después de un par de intentos lo consigue (si hubiera ido a ayudarle no me habría dejado). En un minuto se quita los pantalones y se pone algo seco (estoy convencida de que por no manchar la furgo y aguantar la "bronca"), entonces me ve. Me acerco con el coche hasta donde está él y según llego me mira y me dice "no te imaginas cómo han ido hoy los perros, son increíbles...", la sonrisa se adivina debajo de la tierra pegada a la cara. Me pone la mano sobre el brazo que saco por la ventanilla y veo las manos rojas, hinchadas y cuarteadas. Ahora el brillo en los ojos le delata, sin duda hoy ha sido un gran día para él. Todavía hay que volver a casa, limpiar las jaulas, poner paja limpia, darles una sopa caliente y después caerá rendido al lado de la chimenea. De pronto recuerdo que aunque a veces lo parezca no es un tipo normal,... es un musher ... un tipo duro.

Ánimo a todos los mushers que encuentran en la soledad del camino el sitio perfecto para disfrutar con sus perros...

Good mushing
See you on the trail

PD Javi está entrenando de lo contrario jamás me hubiera dejado publicar esto... ;) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate

Seguidores